ElsitioAvicola.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

El colgado de las aves vivas

26 marzo 2020

El colgado de las aves vivas es la primera operación de la faena. Aunque sencilla, su ejecución irá a determinar, en cierta medida, la precisión y consistencia de los procesos subsecuentes y, por extensión, la calidad y el rendimiento de canal. Luego, el colgado es clave para el éxito global de la faena, y por ello se merece la atención de la empresa.

Por: Ing. Fabio G Nunes
Consultor en Procesamiento Avícola, Brasil
fabio.g.nunes@uol.com

Sacar las aves de las jaulas y luego colgárselas en los ganchos parece ser, a la primera vista, una tarea simple. Solo parece, pues el colgado abarca un amplio conjunto de variables y requisitos, que si no son integralmente atendidos, irá comprometer el éxito de la operación y de los procesos más adelante, colocando en riesgo, así, la integridad de las canales.

La zona de colgado necesita ser dibujada pensando, primeramente, en armonizar el conjunto hombre-máquina, a fin de reducir el impacto ergonómico del trabajo y el desgaste físico del equipo durante las horas laborales, y en segundo lugar en el desplazamiento del ave vivo hacia los procesos subsecuentes.

El área de mantenimiento debe asegurar, siempre, condiciones óptimas de conservación y operación a las máquinas e instalaciones del sector.

Siendo la salud e integridad física del equipo una prioridad mayor, la empresa le debe ofrecer capacitación pertinente al trabajo, un ambiente laboral adecuadamente alumbrado y ventilado, equipos de protección individual (uniforme, botas con plantillas amortiguadoras, guantes, delantal, casco o gorra, mascara facial contra polvo y/o residuos protectores auriculares y gafas de seguridad), bebedero y, finalmente, instalaciones donde puedan lavarse siempre que lo deseen o necesiten.

Además, la implementación de un programa de rotación de funciones y de gimnástica laboral, gracias a sus comprobados beneficios físicos, amplían la protección ofrecida por la empresa a los colgadores.

El tamaño del equipo debe ser dimensionado llevándose en cuenta la velocidad de faena y el peso vivo, a fin de garantizar el confort laboral de los colgadores, la correcta manipulación de las aves, el correcto posicionamiento de las patas en los ganchos y, finalmente, la consistencia del colgado.

El método de colgado escogido debe proteger integralmente al ave y ser adoptado, unánimemente, por todo el equipo. Disponer de un “masajeador”, que toque las pechugas de la zona de colgado al aturdidor, es clave para calmar las aves e impedir que aleteen, ampliando, de esta forma, la protección a la integridad de la canal. El desplazamiento relativo de la cadena y del transportador debe facilitar y agilizar la retirada de todas las aves de las jaulas durante el recorrido de la zona de colgado.

Se debe adoptar un indicador de desempeño para medir la eficacia del trabajo. Él servirá para mostrar cuando tomar acciones correctivas, o para evaluar las mejoras en el proceso.

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Probiotics In Poultry - 5m Books